Opciones de búsqueda
Home Medios El BCE explicado Estudios y publicaciones Estadísticas Política monetaria El euro Pagos y mercados Empleo
Sugerencias
Ordenar por

Pruebas de resistencia

La Supervisión Bancaria europea lleva a cabo pruebas de resistencia para evaluar la capacidad de las entidades de crédito para afrontar perturbaciones financieras y económicas. Los resultados de estas pruebas ayudan a los supervisores a identificar las vulnerabilidades de los bancos y abordarlas en una fase temprana en el marco del diálogo supervisor.

Tipos de pruebas de resistencia

El BCE lleva a cabo varios tipos de pruebas de resistencia:

  • Pruebas de resistencia anuales
    • La Autoridad Bancaria Europea (ABE) realiza pruebas de resistencia a escala de la UE, que el BCE complementa con las pruebas de resistencia que lleva a cabo en el contexto del Proceso de Revisión y Evaluación Supervisora (PRES)
    • Pruebas de resistencia temáticas
  • Pruebas de resistencia en el marco de una evaluación global (examen a gran escala de la solidez financiera de una entidad de crédito, consistente en una prueba de resistencia y un análisis de la calidad de sus activos, que contribuye a asegurar que dispone de capital suficiente para soportar pérdidas)
  • Pruebas de resistencia para fines macroprudenciales (se centran en la estabilidad financiera y en efectos sistémicos en lugar de en bancos individuales)

Asimismo, podrían realizarse pruebas de resistencia específicas de bancos o grupos bancarios concretos si fuera necesario.

Pruebas de resistencia anuales

El derecho de la UE exige al BCE someter a las entidades de crédito supervisadas a pruebas de resistencia al menos una vez al año. Los resultados de estas pruebas aportan una valiosa información al proceso del PRES del año en el que se realiza la prueba.

Directiva de Requisitos de Capital (artículo 100)

Pruebas de resistencia de la ABE a escala de la UE y pruebas de resistencia del PRES

La ABE realiza pruebas de resistencia a escala de la UE en cooperación con el BCE, la Junta Europea de Riesgo Sistémico (JERS) y las autoridades nacionales de supervisión cada dos años. La muestra utilizada en la prueba incluye las entidades de crédito significativas de mayor tamaño que el BCE supervisa directamente. En el ejercicio se utilizan la metodología y las plantillas de la ABE y los escenarios y supuestos principales elaborados conjuntamente por la ABE, la JERS, el BCE y la Comisión Europea. Los resultados tanto agregados como individuales son publicados por la ABE.

Los años en los que la ABE realiza pruebas de resistencia a escala de la UE, el BCE lleva a cabo su propia prueba de resistencia para las entidades bajo su supervisión directa no incluidas en la prueba de resistencia de la ABE. En esta prueba, que forma parte del proceso anual del PRES, se utiliza la metodología de la ABE con los ajustes necesarios para asegurar un tratamiento proporcionado de las entidades de menor tamaño. Los resultados son publicados después por el BCE.

En el marco de la prueba de resistencia a escala de la UE de 2021 coordinada por la ABE, que sustituyó al ejercicio de 2020, aplazado un año debido a la pandemia de coronavirus, el BCE examinó 38 entidades de crédito significativas de la zona del euro. Estas entidades representaban en torno al 70 % de los activos totales del sector bancario de la zona del euro. La ABE publicó los resultados individuales de las entidades a finales de julio de 2021. En paralelo, el BCE también sometió a su propia prueba de resistencia a 51 entidades que supervisa directamente, pero que no se incluyeron en la muestra de la prueba de la ABE. Asimismo, el BCE publicó por primera vez más datos individuales referidos a entidades supervisadas por el BCE no incluidas en la muestra de la ABE.

Pruebas de resistencia temáticas

Los años en los que la ABE no realiza pruebas de resistencia a escala de la UE, el BCE somete a prueba a las entidades significativas que supervisa directamente en relación con algún tipo de perturbación específica. Estas pruebas se llevan a cabo en colaboración con las autoridades nacionales de supervisión. El BCE ha publicado los resultados agregados.

Prueba de resistencia sobre riesgo climático de 2022

Esta prueba es un ejercicio de aprendizaje tanto para las entidades de crédito como para los supervisores, y tiene por objeto identificar vulnerabilidades, buenas prácticas y los retos a los que se enfrentan las entidades de crédito en la gestión del riesgo climático.

La prueba se centrará en las exposiciones y fuentes de ingresos más vulnerables a los riesgos relacionados con el cambio climático. Los escenarios macrofinancieros utilizados reflejan posibles políticas climáticas futuras y tienen en cuenta riesgos físicos como el aumento de las temperaturas, sequías e inundaciones, y riesgos a corto y a largo plazo derivados de la transición hacia una economía más verde.

Los resultados de la prueba se publicarán en julio de 2022 y se tendrán en cuenta en el proceso de revisión y evaluación supervisora (PRES) desde un punto de vista cualitativo, pero no tendrán un impacto directo en los requerimientos de capital de las entidades de crédito.

Análisis de sensibilidad del riesgo de liquidez de 2019 - finalizado

Los resultados del ejercicio fueron en general positivos. De acuerdo con la información facilitada por las entidades, los períodos de supervivencia con el efectivo y las garantías disponibles eran relativamente prolongados, lo que les dejaría un margen de tiempo considerable para poner en marcha sus planes de financiación de contingencia.

Sin embargo, algunas cuestiones requieren más atención: reducidos períodos de supervivencia en monedas extranjeras; potenciales riesgos de ring-fencing para algunas entidades; estrategias de optimización del cumplimiento de las ratios de cobertura de liquidez; margen de mejora de las prácticas de gestión de garantías; e infravaloración general del impacto negativo de una rebaja de la calificación crediticia. El ejercicio ayudó también a descubrir problemas en la calidad de los datos presentados, lo que ayudará a mejorar la calidad de la información supervisora sobre liquidez en el futuro.

Los resultados del ejercicio se utilizaron en la evaluación de la adecuación de la liquidez y la gobernanza de los riesgos de las entidades, pero no afectaron directamente a los requerimientos de capital supervisores.

Análisis de sensibilidad del IRRBB (riesgo de tipo de interés en la cartera de inversión) de 2017 – finalizado

Las pruebas de resistencia son parte de las evaluaciones globales

Las pruebas de resistencia son uno de los dos pilares de la evaluación global, que es un examen de la solidez financiera de las entidades de crédito que contribuye a asegurar que disponen de capital suficiente para soportar posibles perturbaciones financieras. Se realizan evaluaciones globales:

  1. cuando una entidad es clasificada como significativa y pasa a ser supervisada directamente por el BCE;
  2. cuando se establece una cooperación estrecha entre un Estado miembro de la UE no perteneciente a la zona del euro y el BCE; o
  3. cuando tal evaluación esté motivada por circunstancias excepcionales específicas de una entidad.

Estas pruebas se basan en la metodología desarrollada por la ABE, aunque pueden adaptarse para tener en cuenta las circunstancias específicas de las entidades.

Metodología de la prueba de resistencia de la ABE

Pruebas de resistencia para fines macroprudenciales

El BCE también realiza pruebas de resistencia para fines macroprudenciales y de estabilidad financiera. Generalmente se centran en efectos sistémicos en lugar de entidades concretas y se realizan de forma agregada (top-down) (sin la participación de las entidades). Los resultados se publican periódicamente en el Financial Stability Review y en el Macroprudential Bulletin.

Esta página se actualizará regularmente para incluir las últimas novedades en relación con las pruebas de resistencia que realiza el BCE.

Todas las páginas de esta sección