NOTA DE PRENSA

El BCE concluye que el riesgo de tipo de interés se gestiona adecuadamente en la mayoría de las entidades de crédito europeas

9 de octubre de 2017
  • El BCE publica las conclusiones de un ejercicio de supervisión en el que asumió distintas variaciones hipotéticas de los tipos de interés
  • Una subida de los tipos de interés significaría un aumento de los ingresos netos por intereses en los tres próximos años para la mayoría de las entidades, aunque también un descenso del valor económico de los recursos propios.
  • Los supervisores harán un seguimiento de los resultados en el marco del diálogo supervisor mantenido con las distintas entidades

De acuerdo con los resultados de la prueba de resistencia del Banco Central Europeo (BCE) de 2017, una subida de los tipos de interés significaría un aumento de los ingresos netos por intereses en los tres próximos años para la mayoría de las entidades de crédito supervisadas directamente por el BCE, a la vez que un descenso del valor económico de los recursos propios. Este ejercicio de supervisión permite al supervisor obtener más información y entender mejor el resultado de diversos escenarios hipotéticos de variaciones de los tipos de interés.

El BCE ha llevado a cabo un análisis de sensibilidad del riesgo de tipo de interés en las carteras de inversión de las entidades sobre la base de las cifras al cierre del ejercicio 2016. La finalidad del examen era proporcionar a la Supervisión Bancaria del BCE información adicional sobre la sensibilidad de los ingresos netos por intereses, así como del valor económico de los recursos propios de las posiciones de las carteras de inversión de las entidades, a la variación de los tipos de interés.

Los resultados se utilizaron en la evaluación anual de las exigencias globales de capital de las entidades. Aunque en ciertos casos las exigencias de capital podrían tener que adaptarse en función de los riesgos identificados, las exigencias globales de capital no variarán como resultado del análisis de sensibilidad al tipo de interés, suponiendo constante el resto de factores.

La Supervisión Bancaria del BCE aplicó seis perturbaciones hipotéticas de tipos de interés para determinar cómo se verían afectados el valor económico de los recursos propios y las proyecciones sobre los ingresos netos por intereses en los distintos entornos de tipos de interés. Las seis perturbaciones se basan en las establecidas por el Comité de Supervisión Bancaria de Basilea y consideran diversas variaciones del nivel y la forma de la curva de tipos de interés. Estas perturbaciones eran hipotéticas, y no han de entenderse como un modelo de proyección de la evolución de los tipos de interés en la zona del euro.

De acuerdo con los resultados, un incremento hipotético de los tipos de interés de 200 puntos básicos se traduciría en un aumento agregado de los ingresos netos por intereses de un 4,1 % en 2017, y de un 10,5 % hasta 2019, mientras que el valor económico de los recursos propios descendería, en términos agregados, en un 2,7 %. En la hipótesis de que los tipos de interés se mantuvieran al nivel del cierre de 2016 y no se produjera un aumento del crédito, los ingresos netos por intereses descenderían, en cambio, en términos agregados en un 7,5 % hasta 2019. Estas proyecciones están fuertemente influidas por los supuestos que las entidades de crédito asumen respecto al comportamiento de sus clientes. Por ejemplo, en un escenario de subida de los tipos de interés, la «persistencia» de los depósitos minoristas constituye un supuesto crucial para que se produzca un aumento de los ingresos netos por intereses.

El BCE solicitó asimismo a las entidades información sobre los modelos de comportamiento que utilizan para medir y gestionar su riesgo de tipo de interés y la forma en que valoran los riesgos subyacentes. Dado que el comportamiento de los clientes es un elemento esencial para el riesgo de tipo de interés de las entidades, especialmente en relación con los depósitos, estas emplean modelos de comportamiento para medir y gestionar mejor su riesgo de tipo de interés. A este respecto, el ejercicio mostró que la mayoría de los modelos de depósitos se basan exclusivamente en un período de bajada de los tipos de interés, por lo que podrían entrañar un riesgo de modelo elevado. Los supervisores obtuvieron un entendimiento actualizado y sustancial sobre la forma en que las entidades supervisadas gestionan estos riesgos y tratarán las conclusiones de forma individualizada con las distintas entidades durante el diálogo supervisor.

La prueba de resistencia ilustró asimismo la forma en que las entidades de crédito utilizan derivados de tipos de interés para cubrir el riesgo de las exposiciones y alcanzar un perfil objetivo de tipos de interés, así como el «posicionamiento» notablemente diverso que adoptan de cara a variaciones futuras de los tipos de interés. Cuando proceda, ello se incluirá también en el diálogo supervisor mantenido con las entidades.

Persona de contacto para consultas de los medios de comunicación: Uta Harnischfeger, tel.: +49 69 1344 6321.

Nota:

Las variaciones de los tipos de interés afectan tanto a los ingresos por intereses que pueden obtenerse manteniendo un instrumento financiero (por ejemplo, un bono) como al valor de mercado del propio instrumento. En consecuencia, ambos aspectos deben tenerse en cuenta en un análisis de sensibilidad a los tipos de interés.

Contactos de prensa