Menu

PREGUNTAS FRECUENTES

Preguntas frecuentes sobre la prueba de resistencia de 2021

Fráncfort, 30 de julio de 2021

¿En qué consiste la prueba de resistencia a escala de la UE de 2021? ¿Cuál es su objetivo?

Su objetivo es analizar, a partir de datos de cierre de 2020, cómo evoluciona la posición de capital de una entidad de crédito en un período de tres años hasta 2023, en un escenario base y en un escenario adverso. El ejercicio proporciona a supervisores, bancos y otros participantes en el mercado un marco analítico común para comparar y evaluar de forma uniforme la capacidad de resistencia de los bancos de la UE frente a perturbaciones económicas específicas de cada país. En el marco del MUS, los resultados de la prueba de resistencia de todas las entidades significativas se utilizarán también para evaluar las necesidades de capital de Pilar 2 de cada una de ellas en el contexto del proceso de revisión y evaluación supervisora (PRES).

Los resultados cualitativos se incluirán en el ámbito de gobernanza de riesgos del PRES, por lo que influirán en el proceso de determinación de los requerimientos de Pilar 2. Los resultados cuantitativos se usarán como información clave para la fijación de la Recomendación de Pilar 2 (P2G).

El ejercicio está diseñado para reforzar la disciplina de mercado mediante la divulgación de información uniforme y detallada de las distintas entidades, y mostrar cómo afectan las perturbaciones comunes a sus balances. Debe tenerse en cuenta que la prueba de resistencia supervisora no sustituye a las pruebas de resistencia internas de los bancos basadas en escenarios individualizados ajustados a sus circunstancias respectivas.

¿Por qué publica el BCE algunos resultados de los bancos del MUS este año?

El objetivo de la publicación es aumentar la transparencia. Al mismo tiempo, era importante mantener el principio de proporcionalidad: los bancos que participan en la prueba de resistencia del MUS son más pequeños que los incluidos en la prueba de resistencia a escala de la UE, y podrían no tener capacidad para dedicar el mismo nivel de recursos a este ejercicio. Nuestro enfoque de publicación tiene en cuenta este factor, concentrándose en indicadores clave y usando intervalos en algunos casos, con lo que se evita la necesidad adicional de un mayor número de indicadores. Estos indicadores se centran en la información de cada entidad referida a: 1) resultados individuales de alto nivel, 2) datos de punto de partida, y 3) sensibilidades a los escenarios.

¿Qué hará el BCE con los bancos que tengan insuficiencia de capital (severa) en el escenario adverso?

La prueba de resistencia de 2021 —como las de años anteriores— no es un ejercicio que se aprueba o se suspende y, por tanto, no se obtiene un «suspenso» en el sentido habitual. Sin embargo, el ejercicio ofrece información clave que se utiliza en el proceso de revisión y evaluación supervisora (PRES) de cada entidad, lo que, en la práctica, significa que para aquellas entidades con una disminución de capital (severa) en el escenario adverso, el resultado de la prueba de resistencia se usará como punto de partida para determinar la P2G (como prevén las Directrices de la ABE sobre el PRES y las pruebas de resistencia supervisoras).

De acuerdo con este enfoque, las entidades con una disminución de capital (severa) en el escenario adverso deben esperar por lo general una P2G más alta en comparación con entidades con mejores resultados. Asimismo, no hay una relación individual entre la disminución de capital de la prueba de resistencia y la P2G.

En los casos en que la disminución de capital severa pone de manifiesto riesgos concretos en determinadas áreas de actividad, los equipos conjuntos de supervisión (ECS) utilizarán esta información para hacer un seguimiento con iniciativas supervisoras específicas y, cuando resulte pertinente, medidas para asegurar la gestión adecuada de dichos riesgos.

¿Por qué no se muestra en la publicación del MUS la cifra exacta de las entidades cuya ratio de CET1 descienda por debajo del 8 %, y cómo deben los observadores interpretar los datos?

De acuerdo con su diseño, los resultados de la prueba de resistencia son solo un elemento de las herramientas supervisoras del BCE, y evalúan la resistencia de una entidad en un escenario hipotético utilizando un conjunto muy específico de supuestos metodológicos. Ofrecen únicamente una indicación de la forma en que una entidad se comportaría en posibles situaciones adversas. Por tanto, si bien los resultados de la prueba de resistencia ofrecen una indicación de la situación de una entidad, en particular, en comparación con sus competidores, dichos resultados deben evaluarse en el contexto de este diseño estructural. Para la publicación de 2021 hemos incrementado la transparencia de los resultados de la prueba de resistencia del MUS con respecto a la de 2018, en la que divulgamos únicamente los resultados de alto nivel de forma agregada.

Asimismo, mantener el principio de proporcionalidad era también un objetivo primordial: los bancos que participan en la prueba de resistencia del MUS son por lo general mucho más pequeños que los incluidos en la prueba de resistencia a escala de la UE, y podrían no tener capacidad para dedicar el mismo nivel de recursos a este ejercicio.

Nuestro enfoque de publicación tiene en cuenta este factor y se concentra en muy pocos indicadores clave, con lo que se evita el proceso de control de calidad mucho más gravoso que sería necesario para asegurar la coherencia y la precisión de un número muy alto de indicadores.

Teniendo esto en cuenta, es claro que los resultados de este grupo varían y también incluyen entidades que tendrían que adoptar medidas para mantener el cumplimiento de sus requisitos mínimos de capital. Nuestros equipos de supervisión realizan la evaluación global correspondiente, que incorpora debidamente los resultados de la prueba de resistencia en el PRES.

¿Qué repercusiones derivadas de la crisis del coronavirus ha observado el BCE? ¿Se ven patrones claros?

El escenario adverso asume un impacto prolongado del coronavirus en un entorno de tipos de interés más bajos durante más tiempo. La reevaluación de las expectativas de los participantes en el mercado en un contexto de descenso de las ganancias empresariales implica un ajuste abrupto y considerable de las valoraciones de los activos financieros. La caída de la ratio de CET1 en el conjunto del sistema es de -5,2 puntos porcentuales sin aplicar medidas transitorias (fully loaded) en el escenario adverso. Los factores principales de la disminución del capital en el escenario adverso son las pérdidas crediticias, la reducción significativa del margen de intermediación, de los ingresos de la cartera de negociación y de los ingresos netos por comisiones, además del impacto de las perturbaciones en los diferenciales de crédito y en la renta variable en las posiciones medidas al valor razonable.

Los programas de avales públicos y las moratorias que se ajustan a los criterios de la ABE relacionadas con el coronavirus se contemplan de forma explícita en la metodología de la prueba de resistencia. Se asume que los préstamos concedidos en el contexto de un programa de avales públicos se sustituyen por la garantía, independientemente de si se espera que el programa específico siga vigente, si bien las entidades tienen que proyectar las pérdidas crediticias sin asumir un impacto beneficioso de las moratorias que se ajustan a los criterios de la ABE relacionadas con el coronavirus.

Por otra parte, se ha observado que los distintos sectores que resultaron ser vulnerables en 2020 también muestran tasas de deterioro de valor más elevadas y volátiles en el escenario adverso. Por ejemplo, los servicios de comercio al por mayor y al por menor y servicios de reparación de vehículos de motor y motocicletas, las actividades de alquiler y la hostelería comunicaron las medianas más altas de las tasas de deterioro acumulado.

Por último, a pesar de los progresos de las entidades en el recorte de costes y en la aplicación de estrategias de reducción de préstamos dudosos desde la prueba de resistencia de 2018, el uso de un escenario macroeconómico sustancialmente más severo que el utilizado en ese ejercicio compensa con creces el efecto de esas mejoras y se traduce en una disminución de la ratio de CET1 en el conjunto del sistema mayor que en 2018 (5,2 puntos porcentuales frente a 4,0 puntos porcentuales).

¿Cómo se integran los resultados de las pruebas de resistencia en el PRES?

Los resultados se integran en el PRES tanto de forma cualitativa como cuantitativa.

  • Resultados cualitativos: Los ECS consideran distintos aspectos a la hora de evaluar la gobernanza interna y la gestión de riesgos de una entidad en el PRES, lo que, en última instancia, influye en la determinación de los requerimientos de Pilar 2. Dichos aspectos incluyen, por ejemplo, la puntualidad y la exactitud de los datos, así como la calidad de la información recibida. Igualmente, el objetivo de las métricas cuantitativas generadas directamente a partir de los datos informáticos es ofrecer a los ECS criterios cuantificables para evaluar el comportamiento de las entidades aplicando una valoración basada en cuatro niveles. Se mide tanto la capacidad de las entidades para satisfacer las solicitudes de datos como su capacidad de respuesta durante la prueba de resistencia. Además los ECS realizan una evaluación cualitativa del comportamiento de las entidades durante los ciclos de control de calidad de la prueba de resistencia.
  • Resultados cuantitativos: La metodología para la determinación de la P2G sigue un sistema de dos fases. En la fase 1, la entidad se asigna a una categoría de acuerdo con la disminución máxima del CET1 durante el ejercicio de la prueba de resistencia supervisora. Las categorías se configuran sobre la base de la experiencia supervisora reciente, la tolerancia al riesgo del MUS y la severidad del ejercicio de la prueba de resistencia. En la fase 2, los ECS hacen uso de su juicio experto para ajustar la P2G al perfil idiosincrático de cada entidad. Los ECS pueden hacer ajustes dentro de los intervalos de la categoría correspondiente y, excepcionalmente, excederlos.

Contactos de prensa