La unión bancaria

La unión bancaria es un paso importante hacia una auténtica Unión Económica y Monetaria. Su creación hace posible una aplicación coherente de la normativa bancaria de la UE en los países participantes. Los nuevos procedimientos e instrumentos para la adopción de decisiones contribuyen a crear un mercado más transparente, unificado y seguro para las entidades de crédito.

¿Por qué una unión bancaria?

La necesidad de una unión bancaria surgió con la crisis financiera de 2008 y la posterior crisis de deuda soberana. Especialmente en una unión monetaria como la zona del euro, se hizo evidente que los problemas derivados de los estrechos vínculos entre las finanzas públicas y el sector bancario pueden propagarse con facilidad a través de las fronteras nacionales y crear tensiones financieras en otros países de la UE.

El objetivo de la unión bancaria es lograr un sector bancario europeo:
más transparente aplicando de manera coherente normativas y estándares administrativos comunes para la supervisión, reestructuración y resolución de las entidades de crédito
unificado tratando del mismo modo las actividades bancarias nacionales y transfronterizas y desvinculando la salud financiera de las entidades de la situación de los países en que estén radicadas
más seguro interviniendo en una fase temprana para evitar la quiebra de las entidades en dificultades y aplicando medidas de resolución eficientes si fuera necesario
Comunicación de la Comisión: Hoja de ruta hacia una unión bancaria

Los elementos de la unión bancaria

La unión bancaria consta de dos pilares:

  • el Mecanismo Único de Supervisión (MUS)
  • el Mecanismo Único de Resolución (MUR)

Ambos pilares se apoyan en un código normativo único aplicable en todos los países de la UE.

El Mecanismo Único de Supervisión

El Mecanismo Único de Supervisión es un nuevo sistema de supervisión bancaria en Europa formado por el BCE y por las autoridades supervisoras nacionales de los países participantes.

Mecanismo Único de Supervisión

El Mecanismo Único de Resolución

El objetivo principal del Mecanismo Único de Resolución es asegurar la resolución eficiente de entidades con graves dificultades con un coste mínimo para el contribuyente y para la economía real. La Junta Única de Resolución garantizará la celeridad del proceso de adopción de decisiones, haciendo posible la resolución de una entidad de crédito en un fin de semana. Como supervisor, el BCE tendrá un papel importante a la hora de determinar si una entidad está en graves dificultades o es probable que lo esté.

Para sufragar las medidas de resolución podrá utilizarse un Fondo Único de Resolución, financiado con aportaciones de las entidades de crédito.

Mecanismo Único de Resolución

Código normativo único

Este conjunto normativo establece estándares legales y administrativos para mejorar la eficacia de la regulación, supervisión y gobernanza del sector financiero en todos los países de la UE. Incluye normas sobre requisitos de capital, procesos de reestructuración y resolución y un conjunto armonizado de sistemas nacionales de garantía de depósitos.

Sistema común de garantía de depósitos

El conjunto de disposiciones contenidas en el código normativo único se aplica en todos los países de la UE. La unión bancaria asegura la aplicación coherente de todas ellas en la zona del euro y en otros países participantes.