Investigaciones de modelos internos

Su objetivo es evaluar si los modelos internos que utilizan las entidades de crédito para calcular sus requerimientos de capital cumplen los requisitos legales. Pueden ser iniciadas a solicitud de una entidad (aprobación inicial, modificaciones importantes, ampliaciones, implantación, utilización parcial permanente o reversión a métodos menos complejos) o por el BCE.

Las decisiones relativas al uso de modelos internos se elaboran una vez completada la investigación. Antes de ser definitivas, deben ser aprobadas por el Consejo de Supervisión y adoptadas por el Consejo de Gobierno del BCE de acuerdo con el procedimiento de no objeción.

Marco de las investigaciones de modelos internos

La Guía del BCE para inspecciones in situ e investigaciones de modelos internos aclara el marco general y el proceso aplicable a dichas investigaciones.

Guía para inspecciones in situ e investigaciones de modelos internos

Dicha Guía se complementa con la Guía del BCE sobre modelos internos, que se centra en el contenido de las investigaciones (véase el apartado siguiente).

Criterios

Las investigaciones de los modelos internos evalúan si una entidad cumple los requisitos para utilizar modelos internos. Más concretamente:

  • analizan la cartera a la que se aplica el modelo interno, especialmente los factores de riesgo relevantes, y evalúan si el alcance del modelo es adecuado
  • examinan la adecuación y adaptabilidad de los procesos operativos relacionados con el modelo, entre ellos los de valoración, adopción de decisiones, gestión de riesgos, validación y cálculo de capital
  • evalúan el comportamiento del modelo, es decir, su capacidad para predecir riesgos (mediante, entre otras cosas, pruebas de back-testing y pruebas en diferentes condiciones de mercado hipotéticas e históricas)
  • examinan la infraestructura de TI, así como los inputs y los datos utilizados para elaborar el modelo interno
  • cuestionan los resultados del modelo si es posible
Proceso

Al comienzo de la fase preparatoria de las investigaciones de modelos internos debe verificarse la disponibilidad y preparación de todas las partes (véase también el apartado Presentación de solicitudes relacionadas con los modelos internos).

El proceso de investigación se ilustra en el siguiente gráfico (véase una descripción detallada en la Guía para inspecciones in situ e investigaciones de modelos internos).

Guía para inspecciones in situ e investigaciones de modelos internos

Proceso
Quiénes intervienen y cuáles son sus funciones
  • Jefe de misión: es nombrado por el BCE de entre el personal del BCE o de la autoridad nacional competente (ANC) para dirigir la inspección. Es el contacto principal de la entidad inspeccionada en relación con los asuntos objeto de la inspección, dirige el equipo de inspección, organiza sus distintas fases y es el único miembro del equipo de inspección autorizado para firmar el informe de inspección.
  • Equipo de inspección: lleva a cabo las comprobaciones necesarias en las oficinas de la entidad inspeccionada bajo la responsabilidad del jefe de misión. Puede estar integrado por supervisores del BCE, por supervisores de las ANC, por miembros del equipo conjunto de supervisión o por otras personas autorizadas por el BCE. Los miembros del equipo de inspección son nombrados por el BCE.
  • Equipo conjunto de supervisión (ECS): sus principales tareas durante las actividades in situ incluyen:
    1. preparar el programa de examen supervisor
    2. estar en contacto con el equipo de inspección durante la inspección (o en ocasiones participar en el equipo de inspección)
    3. contribuir a los proyectos de decisión resultantes de las investigaciones de modelos internos
    4. realizar el seguimiento de las posibles medidas correctoras o supervisoras
  • División de Modelos Internos del BCE: forma parte de la Dirección General de Supervisión Microprudencial IV. Es responsable del seguimiento continuado de las inspecciones y de asegurar la aplicación de estándares comunes de alta calidad en todas las investigaciones de modelos internos. Se encarga de llevar a cabo comprobaciones de calidad y coherencia de los informes de evaluación y de preparar la mayor parte de los proyectos de decisión resultantes de las investigaciones de modelos internos que posteriormente se someten al Consejo de Supervisión.

Guía del BCE sobre modelos internos

La Guía del BCE sobre modelos internos añade transparencia sobre el modo en que el BCE entiende el Derecho nacional y de la UE vigente y sobre cómo se propone aplicarlo al evaluar si las entidades de crédito cumplen los requisitos legales. Elaborada inicialmente en el contexto de la revisión específica de modelos internos (TRIM), la Guía es la base metodológica para las investigaciones in situ de modelos internos desarrollada por el BCE en el marco de dicho proyecto y constituye una contribución significativa a la armonización de las prácticas de supervisión en el ámbito del MUS y, en definitiva, a la igualdad de condiciones de las entidades significativas que utilizan modelos internos.

La Guía del BCE sobre modelos internos se compone de cuatro capítulos (aspectos generales, riesgo de crédito, riesgo de mercado y riesgo de contraparte), que fueron sometidos a consulta pública en 2018.

El objeto de esta Guía no es complementar el Derecho nacional y de la UE aplicable, por lo que no sustituye, anula ni modifica la legislación nacional y de la UE vigente.

Guía actualizada del BCE sobre modelos internos

Presentación de solicitudes relacionadas con los modelos internos

Para hacer posible un enfoque coherente en las solicitudes relacionadas con modelos internos en el ámbito del MUS, la Supervisión Bancaria del BCE ha publicado una serie de documentos y procesos que las entidades significativas deben utilizar al enviar al BCE sus solicitudes relacionadas con modelos internos.

Aspectos generales del proceso de solicitud

A continuación se presentan los formularios y guías relacionados con el proceso de (pre)solicitud, así como enlaces al conjunto de documentos que deben utilizarse para informar al BCE de modificaciones o ampliaciones no importantes de los modelos, tanto realizadas como previstas.

Las entidades que soliciten la aprobación inicial de un modelo, o una modificación o ampliación importante que no esté relacionada con el cumplimiento de una obligación anterior, deberán:

  • confirmar la fecha prevista de la solicitud enviando un correo electrónico al ECS con al menos cuatro meses de antelación
  • presentar el conjunto de documentos de presolicitud (véanse los enlaces siguientes) con al menos dos meses de antelación a la fecha de solicitud confirmada

Guía del BCE sobre la evaluación de la importancia de las ampliaciones y modificaciones del IMM y del A-CVA

El Reglamento de Requisitos de Capital establece la obligación de obtener autorización de la autoridad competente en caso de ampliaciones y modificaciones importantes de los modelos internos de riesgo operacional, de crédito y de mercado. La Comisión Europea ha adoptado normas técnicas de regulación para la evaluación de la importancia de las ampliaciones y modificaciones del método basado en calificaciones internas (IRB) para el riesgo de crédito; del método de medición avanzada (AMA) para el riesgo operacional; y del método de modelos internos (IMA) para el riesgo de mercado. De acuerdo con dichas normas, las ampliaciones y modificaciones de los modelos internos se clasifican como ampliaciones y modificaciones importantes que requieren autorización previa de la autoridad competente, o como ampliaciones y modificaciones que no son importantes y que requieren notificación antes o después de su implementación.

En relación con el riesgo de contraparte, el texto actual del Reglamento de Requisitos de Capital no obliga a adoptar técnicas de regulación similares respecto al método de modelos internos (IMM) y al método avanzado del riesgo de ajuste de valoración del crédito (A-CVA). En consecuencia, el BCE publicó una Guía sobre la evaluación de la importancia que ofrece orientación a las entidades significativas en su autoevaluación de la importancia de las modificaciones y ampliaciones del IMM y del A-CVA de acuerdo con el marco jurídico aplicable. La Guía no sustituye, anula ni modifica el Derecho nacional y de la Unión aplicable. Asimismo, debe tenerse en cuenta que la ABE está facultada para regular este ámbito adoptando directrices sobre la base del artículo 16 del Reglamento de la ABE, o normas técnicas de regulación basadas en cualquier acto legislativo futuro de la UE.

Guía del BCE sobre la evaluación de la importancia