Modelos internos

Las entidades de crédito pueden utilizar modelos internos para estimar sus requerimientos de fondos propios, es decir, el importe mínimo de capital que están obligadas a mantener, previa autorización por la autoridad competente. En el marco del Mecanismo Único de Supervisión (MUS), el BCE es la autoridad competente para todas las entidades de crédito clasificadas como significativas, mientras que las entidades clasificadas como menos significativas son supervisadas directamente por las autoridades nacionales competentes.

La supervisión de los modelos internos utilizados por las entidades significativas se basa en el Derecho nacional y de la UE aplicable, en particular:

  • el Reglamento de Requisitos de Capital
  • las normas técnicas de regulación de la Autoridad Bancaria Europea (ABE)
  • las directrices de la ABE que el BCE ha anunciado su intención de cumplir

La supervisión de los modelos internos se basa en tres pilares: investigaciones de modelos internos (IMI), seguimiento continuo de modelos (OMM) y revisión específica de modelos internos (TRIM).

Modelos internos