El proceso de revisión y evaluación supervisora en 2016

El objetivo del proceso de revisión y evaluación supervisora (PRES) es promover un sistema bancario resiliente como condición indispensable para una financiación adecuada y sostenible de la economía.

El PRES en 2016

El BCE tiene en cuenta que:

  • De conformidad con el Reglamento sobre abuso de mercado del Parlamento Europeo y del Consejo, de 16 de abril de 2014, se espera que las entidades con valores negociados públicamente evalúen si los requerimientos de Pilar 2 cumplen los criterios sobre información privilegiada y han de hacerse públicos.
    Reglamento sobre abuso de mercado de 16 de abril de 2014
  • El Dictamen de la ABE, de 16 de diciembre de 2015, establece que las autoridades competentes deben considerar utilizar las disposiciones del artículo 438, letra b), del RRC para requerir a las entidades la divulgación de los requerimientos de capital relevantes para el importe máximo distribuible, o al menos no impedir ni disuadir a ninguna entidad de difundir esta información.
    Dictamen de la ABE de 16 de diciembre de 2015

En consecuencia, el BCE no impide ni disuade a las entidades de divulgar los requerimientos de capital relevantes para el cálculo del importe máximo distribuible.

Folleto sobre la metodología del PRES 2016

Requerimientos de capital

En general, el importe de capital de nivel 1 ordinario (CET1) que las entidades de crédito directamente supervisadas deben mantener, determinado mediante el PRES, se mantendrá prácticamente estable en 2017 respecto a 2016. Se mantiene en una media y mediana de en torno al 10 % del total de activos ponderados por riesgo.

  • Debido a la situación del ciclo económico de la zona del euro, es necesario que el nivel del capital del sistema bancario se mantenga en general estable, por lo que se requiere que algunas entidades mantengan ahora algo más de capital y otras algo menos.
  • El PRES 2016 toma en consideración el entorno de atonía económica continuada en el que las entidades necesitan adaptar sus modelos de negocio a las condiciones financieras actuales y afrontar dificultades como el exceso de capacidad y la fragmentación del mercado, lo cual ejerce presión sobre su rentabilidad. En este contexto también cabe destacar que los préstamos dudosos siguen afectando negativamente a la rentabilidad de las entidades en algunos países.

Durante el PRES, el supervisor no solo define los requerimientos de capital de las entidades, sino que también puede decidir imponerles medidas adicionales, incluidas medidas de liquidez y cualitativas.