Prestamos dudosos

El riesgo de crédito es una de las tres máximas prioridades del trabajo supervisor del BCE. Por ese motivo prestamos especial atención a los préstamos dudosos, es decir, a los préstamos no devueltos, los cuales ocupan un lugar destacado en los balances de los bancos europeos.

Lo que ocurra con los préstamos dudosos es importante para los particulares y para las empresas, ya que lastran la rentabilidad de los bancos y absorben recursos valiosos, lo que limita su capacidad para conceder préstamos nuevos. Los préstamos dudosos también son importantes para la sociedad en general, ya que los problemas del sector bancario pueden propagarse rápidamente a otros sectores de la economía, perjudicando las perspectivas de empleo y crecimiento. Por todo ello, el BCE apoya las iniciativas encaminadas a resolver este problema, en línea con nuestra responsabilidad de ayudar a asegurar la solvencia y la solidez del sistema bancario europeo.

Un problema importante

El valor en libros de los préstamos dudosos de los bancos europeos a finales de 2016 ascendía a aproximadamente 1 billón de euros. En el caso de las entidades de mayor tamaño de la zona del euro, el importe de los préstamos dudosos rondaba los 880 mm de euros, lo que representaba casi el 6,2 % del valor de todos los préstamos concedidos (en comparación con el 1,3 % de Estados Unidos y el 0,9 % del Reino Unido en promedio en 2016).

Aunque el porcentaje de préstamos clasificados como dudosos se ha reducido desde entonces (hasta el 5,2 % del valor de todos los préstamos en el tercer trimestre de 2017), Europa tiene mucho por hacer en este ámbito.

En la sección Estadísticas supervisoras sobre el sector bancario del BCE se ofrecen más detalles sobre los préstamos dudosos y las cifras de cada país de la zona del euro.

Una prioridad supervisora

Los supervisores del BCE llevan a cabo un seguimiento del nivel global de préstamos dudosos en todas las entidades de crédito de la zona del euro. También comprueban si cada una de las entidades gestiona adecuadamente el riesgo derivado de sus préstamos y si disponen de estrategias, estructuras de gobernanza y procesos apropiados. Ello forma parte del proceso común de revisión y evaluación supervisora (PRES) que se realiza anualmente para cada una de las entidades. Asimismo, el BCE efectúa regularmente ejercicios coordinados para revisar la calidad de los activos de los bancos que supervisa directamente.

Los supervisores europeos colaboran con los supervisores nacionales en el Grupo de Alto Nivel sobre Préstamos Dudosos para encontrar una manera coherente y eficaz, basada en mejores prácticas, de tratar los préstamos dudosos y reducir su volumen. La Autoridad Bancaria Europea también participa en el grupo en calidad de observador.

En el marco de este trabajo hemos publicado:

En diciembre de 2017, la Autoridad Bancaria Europea elaboró un conjunto de plantillas para recoger información detallada y estandarizada sobre las operaciones con préstamos dudosos. Al ofrecer datos más fiables a los vendedores y a los compradores, estas plantillas deberían contribuir a reforzar el mercado de préstamos dudosos y, con ello, servir para aumentar las operaciones en toda Europa.

Un esfuerzo conjunto

Además de la actividad supervisora, también es necesario trabajar en otros dos ámbitos para reducir el elevado volumen de préstamos dudosos. El primero es el jurídico: en algunos países europeos, los instrumentos jurídicos existentes pueden no ser suficientes para la resolución oportuna de los préstamos dudosos, o no permitirla. El segundo son los mercados secundarios: a través de ellos los bancos pueden transferir a inversores no bancarios el riesgo de mantener estos préstamos, si bien estos mercados no suelen estar suficientemente desarrollados.

En julio de 2017, a partir de las ideas propuestas por el BCE, el Consejo de Ministros de Economía y Hacienda de la UE definió un plan de acción para tratar la cuestión de los préstamos dudosos en Europa. El plan incluye medidas en los tres ámbitos: supervisión bancaria, reforma de los marcos de insolvencia y recuperación de deudas, y desarrollo de los mercados secundarios. En enero de 2018, la Comisión publicó el primer informe de situación sobre la reducción de los préstamos dudosos.

Véase el documento Financial Stability Review 2017 del BCE para obtener más información sobre el riesgo que conllevan los elevados volúmenes de préstamos dudosos para la estabilidad financiera y el crecimiento y conocer cómo los fallos en el mercado de préstamos dudosos podrían superarse mediante plataformas de operaciones.

Intercambio de puntos de vista

Las iniciativas encaminadas a reducir los préstamos dudosos han dado lugar a preguntas sobre su enfoque general, su impacto y el mandato supervisor. Las respuestas del BCE a las cartas de los miembros del Parlamento Europeo se presentan a continuación: