¿Qué es una recapitalización cautelar? ¿Cómo funciona?

27 de diciembre de 2016 (updated 2 May 2018)

¿Qué es una recapitalización cautelar? ¿Cómo funciona?

Una recapitalización cautelar consiste en la inyección de fondos propios por parte del Estado en una entidad de crédito solvente cuando ello es necesario para remediar una perturbación grave en la economía de un Estado miembro y mantener la estabilidad de precios. Es una medida excepcional supeditada a la aprobación final con arreglo a las normas sobre ayudas de Estado de la Unión Europea. No implica la resolución de la entidad.

¿Cuál es el papel del BCE en una recapitalización cautelar?

Las medidas de recapitalización cautelar solo pueden aplicarse a entidades solventes. En el proceso de recapitalización cautelar se solicita al BCE, en su calidad de autoridad competente para las entidades significativas, que confirme la solvencia de las entidades que supervisa directamente.

Por otra parte, estas medidas están limitadas a las inyecciones de capital necesarias para afrontar un déficit de capital en el marco del escenario adverso de una prueba de resistencia. Se solicita al BCE que confirme que la entidad tiene un déficit de capital, que determine su importe —en el marco del escenario adverso del ejercicio más relevante de prueba de resistencia de la Autoridad Bancaria Europea/Proceso de Revisión y Evaluación Supervisora— y que la entidad no tiene déficit en el marco del escenario base en este caso.

¿Cómo puede recibir una entidad una recapitalización cautelar?

La entidad la solicita a las autoridades estatales.

Se informa al BCE y, en su calidad de autoridad competente, se le solicita que confirme que la entidad es solvente. Asimismo, se solicita al BCE que determine el importe del déficit de capital en el marco del escenario adverso de la prueba de resistencia relevante.

Tras recibir esta conformación, las autoridades pueden iniciar el proceso de recapitalización cautelar. Las medidas de recapitalización cautelar están supeditadas a la aprobación final de la Comisión Europea (Dirección General de Competencia) de conformidad con las normas de ayudas estatales.