¿Qué son las entidades de crédito fintech y qué impacto tendrán en los servicios financieros?

27 de marzo de 2018

¿Qué son las entidades de crédito fintech y qué impacto tendrán en los servicios financieros?

¿Qué significa fintech?

El término fintech (acrónimo de financial technology) engloba de forma genérica todo tipo de innovación tecnológica empleada en la prestación de servicios financieros o en actividades de apoyo a tales servicios. Estas innovaciones están dando lugar a numerosos cambios en el sector financiero y creando nuevos modelos de negocio, aplicaciones, procesos y productos.

Todos los proveedores de servicios financieros dependen cada vez más de la tecnología, sin embargo las empresas fintech sitúan la innovación tecnológica en el centro de su actividad y pueden ser especialmente activas en áreas como los nuevos sistemas de pago o el asesoramiento sobre inversiones automatizado.

¿Qué es una entidad de crédito fintech?

Dentro de la amplia categoría fintech, las entidades de crédito fintech representan un tipo específico de modelo de negocio. Según recoge en su Guía para la evaluación de las solicitudes de autorización de entidades de crédito fintech, el BCE considera que una entidad de crédito fintech es aquella que aplica «un modelo de negocio en el que la producción y prestación de productos y servicios bancarios se basan en tecnología que es resultado de la innovación».

El papel central que desempeña la tecnología es lo que diferencia a las entidades fintech de las tradicionales. Sin embargo, muchos bancos tradicionales están adoptando soluciones de tecnología financiera y en algunos casos están asociándose con empresas fintech —o incluso adquiriéndolas— a fin de reforzar su capacidad de innovación.

¿Cómo están reguladas las empresas fintech que ofrecen servicios financieros?

Los proveedores de servicios financieros tradicionales pueden ser, por lo general, categorizados como entidades de crédito, aseguradoras o gestores de activos, y su supervisión se realiza conforme a esa categorización. Algunas empresas fintech también encajan en las categorías citadas y ofrecen servicios de banca, seguros o de gestión de activos, con lo que están sujetas a la regulación y supervisión correspondientes.

Lo mismo ocurre con las entidades de crédito fintech. Una empresa fintech que haya obtenido una autorización bancaria adquiere la condición de entidad de crédito y, como tal, es supervisada de la misma manera que cualquier otra entidad de crédito de acuerdo con la legislación de la UE. El BCE, junto con las autoridades nacionales respectivas, es responsable de su supervisión.

¿Cuál está siendo la respuesta del BCE ante la tecnología financiera en el sector bancario?

El BCE ha examinado los riesgos a los que están expuestos no solo las entidades de crédito fintech sino también los bancos tradicionales que emplean soluciones de tecnología financiera.

Dado el incremento del número de empresas fintech que solicitan autorización bancaria, el BCE y los supervisores nacionales han desarrollado un enfoque normativo común que asegurará que las solicitudes sean tratadas del mismo modo en toda la zona del euro. Los riesgos específicos de las entidades de crédito fintech se someterán a un análisis adecuado y proporcionado.

Encontrará más información sobre este enfoque en la Guía para la evaluación de las solicitudes de autorización de entidades de crédito fintech del BCE.

¿Hace presagiar el auge de la tecnología financiera el final de los bancos tradicionales?

La tecnología fintech representa un desafío que está transformando los modelos de negocio de los proveedores de servicios financieros tradicionales, pero es demasiado pronto para prever con exactitud hasta donde llegará esa transformación.

Muchas empresas fintech son nuevas en el mercado y operan como empresas emergentes. Está por ver si estas empresas crecerán y ocuparán un amplio segmento del sector financiero o si, por el contrario, se posicionarán en nichos de mercado centrados en la prestación de servicios especializados a entidades de mayor tamaño. Cada vez más bancos tradicionales de gran tamaño invierten en innovación financiera y están creando unidades especializadas en tecnología financiera dentro de su organización. Algunos han adquirido empresas fintech —e incluso entidades de crédito fintech— o se han aliado con ellas para prestar servicios especializados.

Dado su importante componente tecnológico, ¿son seguras las entidades de crédito fintech?

Todas las entidades de crédito, tanto las tradicionales como las fintech, están expuestas a distintas formas de riesgo. En principio, las nuevas tecnologías pueden mejorar la eficiencia y la capacidad de resistencia de las infraestructuras tanto en bancos de reciente creación y como en bancos con una trayectoria establecida, pero también pueden acentuar ciertos riesgos existentes. Es responsabilidad de los propios bancos —independientemente de cuál sea su modelo de negocio— implantar procesos adecuados de gestión de riesgos que abarquen esos riesgos.

¿Qué otras medidas se están adoptando en la UE para regular el sector fintech?

Varios reguladores y supervisores de la UE han puesto en marcha iniciativas para promover el crecimiento del sector fintech y asegurar al mismo tiempo la seguridad y solidez del sistema financiero. Estas iniciativas están destinadas no solo a entidades de crédito fintech, sino también a empresas fintech en el sentido más amplio.

El Parlamento Europeo apoya el crecimiento del sector fintech y adoptó una resolución al respecto en mayo de 2017.

Varias agencias de la UE han emitido dictámenes o guías sobre la tecnología fintech, con vistas a promover el sector preservando al mismo tiempo la seguridad y solidez general del sistema financiero.