European Central Bank
Español
Other languages4 +
Menu

NOTA DE PRENSA

El BCE decide no prolongar la recomendación relativa al reparto de dividendos más allá de septiembre de 2021

23 de julio de 2021

  • La actual recomendación del BCE sobre el reparto de dividendos concluirá el 30 de septiembre de 2021
  • Los supervisores volverán a evaluar los planes de capital y de dividendos de las entidades del mismo modo que antes de la pandemia
  • Las entidades han de mantener la prudencia y no infravalorar el riesgo de crédito cuando tomen sus decisiones sobre dividendos

El Banco Central Europeo (BCE) ha decidido hoy no prolongar más allá de septiembre de 2021 la recomendación de limitar el reparto de dividendos que dirigió a las entidades de crédito. Por otro lado, los supervisores evaluarán los planes de capital y de reparto de dividendos de cada entidad dentro del proceso de supervisión normal.

En marzo de 2020, el BCE pidió a las entidades de crédito que no repartieran dividendos con el fin de aumentar su capacidad de absorción de pérdidas y de respaldar la concesión de crédito a los hogares, a las pymes y a las grandes empresas durante la epidemia de coronavirus (COVID-19). En julio repitió una recomendación similar, mientras que en diciembre recomendó a las entidades de crédito que limitaran el reparto de dividendos. Lo mismo era aplicable a las recompras de acciones.

Las últimas proyecciones macroeconómicas confirman el repunte económico y apuntan a una disminución de la incertidumbre, lo que está mejorando la fiabilidad de las trayectorias de capital de las entidades. Los supervisores han revisado las prácticas de los bancos en materia de riesgo de crédito durante la pandemia. En consecuencia, procede restablecer la práctica supervisora previa de comentar las trayectorias de capital y los planes de reparto de dividendos o de recompra de acciones con cada entidad en el contexto del ciclo normal de supervisión.

Sin embargo, las entidades deben mantener la prudencia al tomar sus decisiones sobre dividendos y recompra de acciones, considerando detenidamente la sostenibilidad de su modelo de negocio. Tampoco tienen que infravalorar el riesgo de que las pérdidas adicionales puedan tener posteriormente un impacto en su trayectoria de capital a medida que se vayan retirando las medidas de apoyo.

Al evaluar la trayectoria de capital de una entidad de crédito y sus planes de reparto de dividendos, los supervisores adoptarán un enfoque prospectivo debidamente fundamentado en los resultados de la prueba de resistencia de 2021. Asimismo, examinarán con atención las prácticas de las entidades en materia de riesgo de crédito que pueden afectar a la credibilidad de su trayectoria de capital. Los supervisores interactuarán con las entidades durante el verano en el marco del diálogo supervisor normal.

La recomendación sobre el reparto de dividendos sigue siendo aplicable hasta el 30 de septiembre de 2021, lo que significa que las próximas decisiones sobre el pago de dividendos se adoptarían en el cuarto trimestre de 2021. Pueden consultarse más detalles en las preguntas frecuentes sobre el tema.

El BCE también pide a las entidades que adopten un enfoque prudente y prospectivo cuando tomen decisiones sobre políticas de remuneración. En el marco de su proceso de revisión supervisora, el BCE seguirá evaluando las políticas de remuneración de los bancos y su posible impacto sobre la capacidad de las entidades para mantener una base de capital sólida.

Se espera que las autoridades nacionales competentes apliquen el mismo enfoque a las entidades que supervisan directamente.

Persona de contacto para consultas de los medios de comunicación: François Peyratout,
tel.: +49 172 8632 119.

Contactos de prensa