Menu

Marco jurídico del BCE

El BCE, como institución de la UE, opera de acuerdo con normas claramente definidas que se encuadran en el Derecho primario (tratados) y derivado (reglamentos, directivas, decisiones, recomendaciones y dictámenes) de la Unión Europea.

Los objetivos y las funciones generales del BCE se establecen en el Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea y en los Estatutos del Sistema Europeo de Bancos Centrales y del Banco Central Europeo. El Reglamento del MUS confiere al BCE funciones específicas relacionadas con la supervisión bancaria y define también la cooperación del BCE con las autoridades supervisoras nacionales de los países de la UE que participan en la supervisión bancaria europea.

En el ejercicio de sus funciones de supervisión, el BCE aplica el derecho bancario europeo, particularmente la Directiva y el Reglamento de Requisitos de Capital. En ellos se especifican las normas que deben seguir las entidades de crédito en relación con cuestiones como el capital, la gestión del riesgo o la gobernanza, y se definen las facultades de las autoridades supervisoras al respecto. Estos actos se complementan con normas técnicas detalladas elaboradas por la Autoridad Bancaria Europea.

Derecho bancario de la UE

Recopilación digital de actos jurídicos

El BCE ha elaborado una recopilación de actos jurídicos relevantes de la Unión sobre supervisión bancaria. Los actos se presentan en inglés y pueden consultarse en todas las lenguas oficiales de la UE a través de los hipervínculos al portal EUR-Lex.

La recopilación se organiza en tres volúmenes:

Esta recopilación se actualiza periódicamente.

(Actualizado por última vez el 30 de abril de 2021)

Actos jurídicos del BCE

El BCE también adopta instrumentos jurídicos en el ejercicio de su mandato de supervisión. Estos incluyen:

Reglamentos

Entre ellos es fundamental el Reglamento Marco del MUS, que establece las relaciones institucionales y los procedimientos dentro de la supervisión bancaria europea. Otros reglamentos del BCE especifican cómo utiliza el BCE las opciones y facultades que ofrece el derecho bancario europeo, o imponen determinadas obligaciones adicionales a las entidades supervisadas, por ejemplo, en relación con el pago de las tasas de supervisión.

Decisiones sin destinatarios específicos

Estas decisiones pueden utilizarse para implementar disposiciones específicas del derecho bancario europeo, por ejemplo, sobre el tratamiento de los beneficios a efectos prudenciales. También pueden especificar determinados procedimientos internos del BCE, como la delegación de determinadas facultades para adoptar decisiones de supervisión.

Decisiones dirigidas a entidades de crédito concretas

Estas decisiones pueden utilizarse para imponer obligaciones específicas a una entidad o para aprobar una solicitud realizada por una entidad concreta. Pueden ser, por ejemplo, decisiones sobre el importe de capital regulatorio exigido o por las que se autoriza el uso de un modelo interno para calcular los riesgos financieros. Si una decisión tiene efectos adversos sobre la entidad a la que se dirige, la entidad tiene derecho a ser oída y a solicitar el examen administrativo de la decisión.

Orientaciones e instrucciones

El BCE puede dirigir estos instrumentos a las autoridades de supervisión nacionales de los países de la zona del euro para armonizar los enfoques supervisores sobre cuestiones específicas. Las instrucciones del BCE también pueden dirigirse a las autoridades de supervisión de otros países de la UE que han establecido una cooperación estrecha con el BCE en materia de supervisión.

Orientaciones supervisoras

Recomendaciones

El BCE suele utilizar las recomendaciones para armonizar los enfoques adoptados por las autoridades de supervisión nacionales en relación con las entidades de crédito menos significativas. También pueden ofrecer orientación supervisora a las entidades de crédito significativas en áreas específicas, como sus políticas de reparto de dividendos.

Recomendaciones supervisoras

Dictámenes

En su función consultiva, el BCE emite dictámenes con sus comentarios sobre actos jurídicos nacionales o europeos propuestos en el área de la supervisión bancaria.

Legislación nacional

Como supervisor bancario, el BCE también aplica las disposiciones pertinentes de la legislación nacional, que transponen o complementan las directivas de la UE en el área de la supervisión bancaria.

Las autoridades de supervisión nacionales aplican el mismo marco jurídico que el BCE, complementado por sus propios estatutos y procedimientos previstos en la legislación nacional.

Información adicional sobre los actos jurídicos del BCE en materia de supervisión